viernes, 1 de febrero de 2013

La canastilla para el hospital: no hace falta comprar tanto!


Tras pasar por tres nacimientos en hospital, me decido a escribir esta entrada, porque cuando fui madre primeriza me sentía totalmente colapsada por el bombardeo de información sobre lo que necesitaba tener y no tener para la llegada del bebé, incluida la lista para el hospital. La presión por comprar es grande, pero merece la pena dar un repaso: no todo es necesario, no todo debe estar comprado de antemano y, por supuesto, no debemos gastarnos un dineral. Los primeros meses de vida de un hijo deberían ser los más económicos y no al contrario.

¿Un bebé necesita una gran lista de productos? NO!

!Vamos allá con la famosa canastilla del hospital!



IMPRESCINDIBLE: la bolsa que nos acompañará al entrar en urgencias.
NO compres una bolsa especial para bebés, puesto que son menos prácticas que una pequeña bolsa de viaje o deporte (las bolsas de bebé tienen demasiados compartimentos pequeños y a veces son demasiado rígidas y voluminosas para el día a día). No vas a ser menos mamá por no tener una bolsa con ositos rosas o azules.



*** Para la madre ***
- Documentos
- Historial básico: no hace falta que lleves todas las ecografías que te han hecho durante el embarazo, ni los controles/análisis de los dos primeros trimestres.

- 1 camisón que se abra por delante ampliamente. Si encuentras uno que se abra abotonado al menos hasta la cintura, mejor.
Es posible, aunque poco probable, que en tu hospital te dejen estar con tu propia ropa en el caso de que optes por un parto natural. Puedes preguntarlo antes.
Si optas por la epidural llevar tu propio camisón no tiene sentido, ya que necesitarás que se abra por la espalda.
El primer camisón que uses se manchará, no lleves ropa que haya que lavar a mano.
- Una mantita o chal. Piensa que cuando te traigan a tu bebé, si deseas estar piel con piel con él o darle tempranamente el pecho (muy recomendable), tendrás que bajarte el camisón del hospital, ya que no son abiertos por delante, y allí puede hacer frío.
- Zapatillas cómodas, abiertas por detrás. Abiertas porque es muy posible que no puedas calzarte con las manos (tendrás al bebé en brazos, puedes tener dolores...) y sirve para acostumbrarse, a partir de hoy vas a aprender a apañarte sin manos durante un tiempo!
También es posible que tu talla de pie cambie en 24 horas si tenías los pies hinchados durante el final del embarazo.

*** Para el bebé ****
- Gorrito de algodón natural. Se manchará, no te gastes un dineral en él.
- Una muda de algodón natural: body de manga larga y un juego de ropa exterior cómoda, fácil de poner y que incorpore los pies (no calcetines, que se salen y al bebé le molesta mucho que le vayan recolocando la ropa).
- Algo con lo que arroparle de algodón natural. Al bebé le da lo mismo un arruyo carísimo que una simple toalla suavecita que huela a mamá (no a suavizante!!), puedes dormir con ella una noche antes de meterla en la bolsa, para que huela a aquello que el bebé reconoce: su madre.
He oído que les ayudan al principio los colores rojizos-oscuros, ya que asemejan a las tonalidades que perciben en el útero.
- 1 pañal (3 si lo prefieres)

*** Para el padre y la madre ***
- Comida que pese poco y sea energética: barritas de cereales, frutos secos... sabes cuando entras, no sabes cuando vas a acabar.
- Agua
- Teléfono móvil para contactar y para hacer fotos

NECESARIO: para la estancia en el hospital.
Esta bolsa la puedes dejar lista en casa y que te la lleven al día siguiente, no hace falta que vayáis cargados a urgencias.

*** Para la madre ****
- 2 camisones, similares al anterior. Si finalmente estás más de 3 días, seguro que tu madre, tu suegra, tu vecina o tu amiga estarán encantadas de llevarse los camisones sucios y traerlos al día siguiente limpios. Todo el mundo quiere ayudar y está bien dejarse ayudar.
- 6 bragas desechables. Las de algodón son las más prácticas, son holgadas pero se ajustan y se pueden lavar y dar un par de usos más. Te serán muy útiles en casa, ya que es probable que manches durante unos cuantos días.
En algunos hospitales las facilitaban antes, pero ahora ya ni eso.
- Compresas de maternidad. Puede parecer poco práctico, pero las mejores (por absorción, transpiración, higiene, reducción de residuos, salud...) son de algodón 100%. Las venden en farmacias, son unos rollos de los cuales se van cortando a medida que se necesitan.
Antes los hospitales solían facilitar compresas, pero ahora a veces sólo cubren las primeras 12 o 24 horas.
- 3 pares de calcetines. En agosto el aire acondicionado puede ser insufrible.
- 1 bata cómoda o una chaqueta holgada (que no sean sintéticas). Si en casa no usas bata, no te la compres para el hospital. Si quieres comprarte algo, sobretodo cómodo y que luego te imagines a ti misma usándolo en casa.
Piensa en los materiales como si fuesen a ser ropa para el bebé, porque va a estar en contacto con ella continuamente.
- Neceser BÁSICO: gel/champú, peine, cepillo de dientes y crema dental. Lo demás puede que ni lo uses, no te cargues. Una mujer que ha parido y empieza a ser madre está guapa siempre de forma natural!
- Toalla de ducha. Sólo si en el hospital te han dicho que no la facilitan.

*** Para el bebé ****
- 4 mudas completas: esto es body+ropa completa. Las listas que dan en los hospitales son un caos de ranitas-bodys-camisolas-chaquetillas y nombres varios de piezas de ropa: olvídate, un bebé no es una muñeca repollo. Lo que ves a ponerle a tu bebé es un body interior y un conjunto (de pieza entera o dos piezas), con sentido común.
Conviene que la ropa sea acorde a la estación del año y a lo que la mamá va a llevar. Las primeras 24 horas sí que necesitan estar más tapados, pero después su percepción de la temperatura se va asimilando a la nuestra.
Recuerda que en verano ponen el aire acondicionado y en invierno la calefacción.
A pesar de que lleves 4 mudas, no estaría de más que la misma persona que se lleve tus camisones, se lleve la ropa del bebé sucia, para no tener que hacer colada nada más llegar a casa.
Y qué decir que si podéis disfrutar de ropa "heredada" le estáis haciendo un regalo a vuestro hijo o hija: la ropa lavada contiene menos productos químicos (aunque la compres nueva la vas a tener que lavar!!), es ropa que ya sabes cómo va a resultar de calidad y ayudas a dejarle un planeta más limpio.
- Una toalla de algodón natural (no muy grande). Para poner bajo el bebé cuando esté al pecho, como arruyo, etc. Es importante que no huelgue demasiado, para que no moleste (en el mundo de la lactancia, la cama, los cojines y los sillones reinan, las telas que se enredan sobran).
- Una botellita que ocupe poco de aceite de almendras ecológico. En el hospital le pondrán una fantástica crema de una fantástica farmaceútica, pero tu hijo se merece no entrar tan tempranamente en contacto con tanta química.
Además, si le untas con aceite de almendras al cambiarle el pañal, es mucho más fácil limpiarle el meconio.
- Esponja natural para lavarle y 2 toallas tamaño bidé (pequeñas) para secarle. Mientras puedas, evita las toallitas húmedas que llevan muchos blanqueantes, aditivos, perfumes, etc. Existen toallitas húmedas ecológicas, pero son más caras.
- Pañales. Entre 15 y 20, si se alarga la estancia, ya pedirás que te traigan más.
- La muda para abandonar el hospital. Aquí debes seguir el mismo criterio lógico. Si es invierno, no hace falta ponerle chaquetas ni buzos ni ropa gruesa, es más fácil y manejable taparlo con una mantita.


PUEDE SER ÚTIL, pero no imprescindible.
- Gasas de algodón. No gasas de usar y tirar, sino telas de algodón natural que se pueden lavar una y otra vez (las más baratas las venden como si fuesen para usar en pañales de tela). Muy útiles para todo, para poner debajo del bebé, para taparlo ligeramente, para limpiar las babas, para limpiar las regurgitaciones...


TEN EN CASA PREPARADO: no hace falta que vayas al hospital con un cargamento de cosas, pero por si le dices a tu pareja o a algún familiar que te lo vayan a buscar, déjalo en algún lugar que sea fácil de localizar.
- Más ropa para el bebé, sobretodo del tipo opuesto a lo que le has llevado: a lo mejor le has llevado 4 bodys de manga larga, pero te das cuenta de que está asado como un pollito. Con una llamada arreglado.
- Sacaleches o teléfono de asesora de lactancia que te lo pueda prestar (infórmate durante el embarazo). Cuestan mucho dinero, pero es fácil encontrar madres que tienen uno en perfecto estado y que ya no lo usan, o bien comprarlo de segunda mano prácticamente nuevo.
Pueden ser útiles en muchas ocasiones con las que no contamos!!!
- Discos de lactancia. No son una urgencia, puedes llevarte sólo 4 o 6 al hospital y el resto los dejas en casa.
- Lanolina. Puede que en el hospital no tengan y va muy bien para las grietas de los pezones.
- Crema de productos naturales para escoceduras. A priori yo no soy amiga de poner crema protectora para el culo, un bebé se cambia cada vez que caga y un recién nacido caga casi cada vez que mama... si además lo limpias con agua tibia y esponja (no con toallitas húmedas) y lo secas bien, seguramente no se escocerá. Si utilizas toallitas húmedas, asegúrate de secarlo bien antes de ponerle  el pañal. Si ves que tiende a escocerse, cambia de marca de pañal o usa pañales de tela.
Si resulta que empieza a enrojecerse, entonces le pones crema, rápidamente se aliviará, pero no por llevar 30 días previos poniéndole crema por sistema evitarás que se escueza. Si ves que se escuece a menudo, seguramente deberás buscar una crema más efectiva o un tratamiento alternativo.
Bien al contrario, muchas cremas protectoras lo que hacen es introducir sustancias no naturales en una piel todavía muy sensible. Un culo limpio y seco es mejor prevención que un culo encremado.
Una alternativa muy natural es usar aceite de almendras.
- Mantita. Que te la traigan mientras estás en el hospital si ves que para el alta puede hacer viento o frío.



NO NECESITARÁS: aunque te parezca increíble.
- Sujetadores de lactancia. Al principio muchos bebés pueden estar al pecho casi continuamente, tus pechos seguramente te molestarán o dolerán... lo último que necesitas es tener que subir y bajar continuamente unos incomodísimos corchetes, o tener las copas bajadas continuamente por ser incapaz de soportar el contacto con ellas. En el hospital tienes que estar cómoda.
- Colonia (ni para ti ni para el bebé, el olor a mamá le gustará más).
- Ropa extra de bebé recién nacido: jerseys, chaquetillas, gorritos, peucos vistosos... dale a tu hijo/hija una llegada al mundo sencilla y llena de amor. Piensa que es una ropa que seguramente se quedará pequeña en dos/tres semanas. Seguro que tienes muchas conocidas con ropita de recién nacido como nueva.
- Baberos.
- Revistas, libros, música... si tienes media hora de tranquilidad: duerme.
- Tijeras cortauñas. Durante los primeros días no se les pueden cortar las uñas.
- Chupete. Es una intrusión en la lactancia materna, incluso aunque al principio te cueste... por si acaso, no le pongas un chupete hasta que la lactancia esté bien establecida. Los chupetes requieren un tipo de succión muy distinta a la lactancia materna y si se habitúan, pueden hacer que mamen de forma poco efectiva (y dolorosa para la madre).


Artículos relacionados:

* Cómo crear un ambiente saludable y ecológico para tu bebé
* Posturas para favorecer el trabajo de parto y el parto
* Diez preguntas sobre doulas y parto
*

3 comentarios:

Cristina Sánchez Diez dijo...

Millones de gracias! No sabes lo importante que es para mí leer esta entrada, con tantisima claridad y tantisima mente (soy de las personas que reutilizo hasta la saciedad y no compro cosas que me vayan a sobrar por todos los lados)
Creeme que lo guardaré en favoritos para echarlo un vistazo de última hora, gracias.
Att: madre primeriza con niña, y muchas sobrinas jajaja

Emma Figueroa dijo...

Hola!

Para las que vivimos en el sur un objeto múy útil para incluir en la canastilla de bebe es un abanico. Ayuda mucho jeje

Un beso

smith jurk dijo...

I follow your blog, it was very nice and please connect with us:-
The Mejores productos para recién nacido are easily obtainable for good prices without any kind of issues. The Mejor Mobiliario infantil project must be clearly understood given the context within which the child is born. The comprar Trona para bebé will also be a good ploy. The balancín para bebé is the ideal way of dealing with the babies when one doesn’t have all that much liberty.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...