martes, 6 de enero de 2009

El vínculo de apego ya desde el embarazo

Os paso un link a un texto llamado "CÉLULAS MADRE Y VÍNCULO DE APEGO EN EL CEREBRO DE LA MUJER", un documento que parte de un abordaje biológico para estudiar la relación natural que se establece entre el feto y la madre. Realizado por expertos de la Universidad de Navarra (Natalia López Moratalla y Enrique Sueiro Villafranca), su intención es la de ser didáctico y divulgativo, a pesar de ello puede resultar un poco arduo de leer por su inevitable uso de términos científicos.

En una síntesis de estudios (analizan los artículos publicados en las revistas científicas de mayor impacto, como Nature, Science, Cell, PNAS o TRENDS in Neurosciences) que nos hablan del mutuo beneficio e intercambio biológico que se da entre madre y bebé, ya desde la gestación, y con vigencia para toda la vida (incluso para la vida de la gestante que parece ser que guarda almacenadas para siempre algunas células madre de la sangre del feto y su placenta, las cuales pueden participar en la cura de enfermedades futuras de la madre).

Cito literalmente dos párrafos del capítulo titulado NEUROBIOLOGÍA DEL VÍNCULO AFECTIVO-EMOCIONAL EN LA MUJER GESTANTE que me han parecido muy claros para explicar la importancia del vínculo entre mamá y bebé (si es que el afecto se puede valorar con datos científicos).

"Los vínculos que ligan a los progenitores con sus crías, condición de supervivencia de las especies.

En la conducta y los sentimientos humanos la inclinación de la madre a cuidar y proteger a los hijos ocupa una posición única y privilegiada. Con el embarazo el cerebro de la mujer cambia, estructural y funcionalmente, al responder a las consignas básicas que recibe del feto. Este vínculo se refuerza con el parto y la lactancia porque se potencian los circuitos neuronales más fuertes de la naturaleza. El conocido como vínculo de apego afectivo y emocional forma parte del proceso biológico natural. Con matices, también se genera un vínculo afectivo natural, tanto en los padres biológicos como en los adoptivos; y, en general, en las personas tras un contacto íntimo y diario con un niño.

Una característica del cerebro humano es la plasticidad, es decir, su capacidad de moldearse como consecuencia de hábitos intelectuales, relaciones emocionales, actividades físicas, etc. La plasticidad cerebral se mantiene a lo largo de toda la vida. Las experiencias modifican los diálogos entre las neuronas, refuerzan circuitos existentes y crean otros nuevos. Así, la vida del individuo enriquece o atrofia su propio cerebro."

[+ info]

Texto completo
http://www.weebly.com/uploads/4/0/5/1/405174/informe.pdf

En Criar Hoy
"Congreso Interatlántico sobre parto e investigación en salud primal"

2 comentarios:

Armandilio dijo...

Qué interesante!!! Me lo han pasado y lo leeré con detenimiento. Gracias!!

PD: Ya me he suscrito al blog.

Besos!

ch dijo...

Me alegro!: yo también estoy suscrita a tu blog y te leo en bebesymas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...